Seguros de Caución en Latinoamérica

Seguros de Caución en Latinoamérica

Cubra sus necesidades legales ante las distintas Administraciones Pública Internacionales. ¿Cuántas veces su empresa se ha quedado sin poder acudir a concursos públicos internacionales por no conseguir los avales o garantías necesarias para presentarse frente a las distintas administraciones? Desde Avales y Fianzas podemos conseguirle los seguros de caución en Latinoamérica en aquellos países en los que tenemos experiencia.

Garantía, Póliza, fianzas,…y un largo etcétera

Si su empresa ha tenido experiencia internacional, habrá podido comprobar que cada país tiene su nomenclatura al hacer referencia a las garantías. No obstante, a nivel internacional, así como ocurre en España pueden agruparse dentro de tres categorías principales

  1. Fianzas provisionales o de licitación (Bid bond/Tender bond/ Mantenimiento de oferta). Responden del mantenimiento de la oferta presentada por la empresa en un concurso público.
  2. Fianzas definitivas o de cumplimiento (Performance Bond). Garantiza la buena ejecución del contrato en las condiciones pactadas así como el periodo de garantía que se pueda establecer.
  3. Garantía por anticipo y Acopio de materiales (Advance Payment Bond). Aseguran que el material acopiado será integrado a la obra correspondiente.

Países en los que tenemos experiencia

Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

¿Y si el país al que me voy a presentar en una licitación no está en vuestro listado?

No se preocupe, que siempre y cuando en ese país  se admita el seguro de caución como garantía a presentar ante la Administración local, desde Avales y Fianzas podemos darle la solución que busca en los seguros de caución en Latinoamérica.

Ventajas

Con los avales técnicos o seguros de caución en Latinoamérica, para empresas de Avales y Fianzas, mejoramos la tesorería de las empresas, además de obtener múltiples ventajas con respecto a productos similares en el mercado, como los avales bancarios y las garantías recíprocas:

  1. No ocupa riesgo bancario, dejando las líneas de crédito para las necesidades de financiación de la empresa.
  2. No se inmovilizan recursos financieros, que pueden dedicarse a otras necesidades de la empresa, mejorando así su tesorería, al no pignorar o bloquear cantidad alguna para la obtención del aval.
  3. Costes inferiores a otras entidades, ya que no hay comisiones de estudio ni de apertura, ni de notario, etc…